diumenge, 21 de novembre de 2010

GONZALO RUBALCABA QUINTET, Teatre-Auditori, Sant Cugat del Vallès (13-11-2010)

Gonzalo Rubalcaba (Imma Casanellas)


Gonzalo Rubalcaba, piano
Yosvany Terry, saxos alto y soprano
Mike Rodríguez, trompeta y flugel
Matt Brewer, contrabajo

Ernesto Simpson, batería y percusión





De las “excursiones” habituales del Festival en los últimos años, la de Sant Cugat tiene siempre algo especial. No suelen ser un paseo como tantos, sino que acostumbran a ser conciertos puntales del cartel. A pesar de ello, la presencia de Gonzalo Rubalcaba con el quinteto “Avatar”, como él mismo bautizó en escena, ascendía considerablemente la categoría del acontecimiento.
 
 
Tímido y poco dado a aspavientos, Rubalcaba se explicó mucho mejor con el piano, aunque fue destacable su emocionado discurso, allá por la mitad del concierto, en el que quiso destacar el apoyo “paternal” que siempre tuvo de Bruce Lundwall, presidente del sello discográfico Blue Note, que se encontraba entre el público.

El Espectro y la penumbra (Imma Casanellas)


El pianista cubano es un músico especial. Sorprende su extremada sensibilidad en el pulso de las teclas y, sin embargo, su altísima velocidad de ejecución. La tradición cubana de “golpeo” del instrumento no va con él, y su vínculo con el latin jazz se reduce a pinceladas más o menos acentuadas, tal como dejó patente en el escenario de Sant Cugat. Aún así, sus dos bises finales fueron dos preciosas deconstrucciones de canciones cubanas, ejecutadas con la emoción a flor de piel.
 

Yosvany Terry y Matt Brewer (Imma Casanellas)
 
En cuanto al concierto, hay que decir que tuvo una trayectoria claramente ascendente. Los solistas parecieron empezar con el freno de mano puesto, sobre todo el excelente Yosvany Terry, quien acabó con unas prestaciones muy brillantes en el saxo soprano. Rubalcaba protagonizó pasajes con cierta inclinación al free, aunque conectadas claramente con su formación clásica. Los momentos más brillantes, sin duda, los que protagonizó el trío con Matt Brewer y Ernesto Simpson. Fueron aguerridos, rápidos y emocionantes, a pesar de la contundencia del baterista, y conectaron con el público a las mil maravillas. En contraposición, las excelentes intervenciones de trompeta y saxo sólo llamaron discretamente la atención. Cosas de la comunicación.

De izquierda a derecha, Terry, Simpson, Rubalcaba, Brewer y Rodríguez (Imma Casanellas)



Repertorio derivado del disco “Avatar”, publicado en 2008, y referencias constantes a ritmos urbanos, gracias al beat musculoso de Ernesto Simpson. En las baladas destacó la musicalidad de Matt Brewer (mucho mejor sonorizado a partir del tercer tema) y la manera en que el pianista rehúye el contacto con la melodía. Sin duda, una apuesta por no virar al “latin”.
Publica un comentari a l'entrada