dimarts, 12 d’abril de 2011

KURT ELLING (Nova Jazz Cava, Terrassa, 25-3-2011)

Kurt Elling (Nova Jazz Cava, Terrassa, 25-3-2011)
Kurt Elling, voz
John McLean, guitarra eléctrica
Laurence Hobgood, piano
Harish Raghavan, contrabajo
Ulysses Owens, batería



El gran domador. Noche estelar en la Jazz Cava y ambiente de las grandes ocasiones para recibir al ‘crooner’ de nuestro tiempo. No existe actualmente alguien que concentre tantos elogios como el cantante de Chicago. Un tenor de voz poco profunda pero con un dominio de los extremos del pentagrama que asombra. Cuando empieza el concierto, suelta la voz como si de una fiera se tratara y la rodea, la moldea y la amansa con un coraje devastador.
De hecho la primera pieza del concierto dio esa impresión. Sin más preámbulo ni aparente calentamiento en escena, atacó con toda la intensidad los temas del disco “The Gate”, motivo comercial de la gira. No podemos decir que fuera un primer tema pletórico en cuanto a timbre pero impactó su empaque y el riesgo que tomó. Se saldó, como seguramente tantas veces, en triunfo inapelable. Una lección de dominio de la escena a la que tardamos pocos instantes en familiarizarnos.
Entre las piezas del disco “The Gate” (un ramillete de canciones del pop y el rock transformadas en standards de jazz), mezcló “Dedicated to You”, tema que da título al aclamado disco de homenaje a John Coltrane y Johnny Hartman editado en 2009, para dar entrada a otra de las claves del éxito de la noche: el fino guitarrista John McLean. También destacaron las intervenciones del pianista, y autor de la mayoría de arreglos, Laurence Hobgood, líder de un trío efectivo y perfectamente equilibrado para un concierto en el que debe brillar la voz.
Kurt Elling (Nova Jazz Cava, Terrassa, 25-3-2011)

Después de una primera parte portentosa con momentos realmente emocionantes, como el tema de King Crimson “Matte Kudasai”, abordó una segunda entrega de raíz bastante más pop, con menos matices y más florituras. De hecho terminó con “Golden Lady” de Stevie Wonder, no sin antes ofrecer una versión personalísima del “Norwegian Wood” de The Beatles. Para el final y como bis, una perita en dulce “a capella” y sin micrófono, para la rendición total de una audiencia completamente entregada. Sin duda, una velada que se recordará en Terrassa.
Publica un comentari a l'entrada