dissabte, 16 d’abril de 2011

DAVE DOUGLAS & BRASS ECSTASY (Nova Jazz Cava, Terrassa, 3-4-2011)

Dave Douglas

Dave Douglas, trompeta
Luis Bonilla, trombón
Vincent Chauncey, trompa
Marcus Rojas, tuba
Nasheet Waits, batería

La trompeta o, para ser más justos, los trompetistas han sido protagonistas de la 30 edición del Festival de Terrassa y, como no podía ser de otra forma, uno de ellos, quizás uno de los más inquietos del panorama actual, fue el encargado de cerrarlo. Y lo hizo con una actuación pletórica, transmitiendo tradición y modernidad al unísono.

Músico prolífico donde los haya, no en vano mantiene “vivos” una decena de proyectos (Keystone, Big Band, Sextet, etc.), Dave Douglas estrenó la Brass Ecstasy en 2005 para recuerdo de la Brass Fantasy de Lester Bowie. A semejanza de esa formación, la Brass Ecstasy también propone un baño de actualidad a los sonidos del pasado, utilizando para ello el concepto de ‘brass band’ al estilo New Orleans.

De izquierda a derecha: Marcus Rojas, Dave Douglas, Luis Bonilla, Nasheet Waits y Vincent Chauncey

Inmersos en un marco con aires ‘dixieland’, se suceden fraseos de claro tinte ‘avantgarde’, junto con otros más emparentados con el blues y el bop. Son improvisaciones que exigen un alto nivel incluso físico a los intérpretes. En esta batalla tiene mucho mérito la tuba de Marcus Rojas, puesto que al trabajo extra que supone sustituir el fondo aterciopelado de un contrabajo, hay que añadirle el mano a mano al que le somete el “beat” de Nasheet Waits. En esta noche de despedida en Terrassa, tanto uno como otro tuvieron espacios de lucimiento, destacando la capacidad de Rojas en los pasajes “hablados” (vocalizando mientras sopla la embocadura), y la demostración de Waits en los polirritmos, durante los que fue capaz inventar mientras pisaba a fondo el acelerador, en otra actuación de libro del joven baterista.

El Festival ha cumplido expectativas con creces, y este concierto fue un digno colofón. Desbordando simpatía, el directo de Dave Douglas conectó en seguida con la audiencia y la velada fue pasando de la excelencia al triunfo, gracias también a la altura que ofrecieron trompeta, trombón y trompa.

Repertorio de piezas del propio Douglas, con homenaje al influyente trompetista de bebop Fats Navarro, y también al maestro italiano Enrico Rava, sin olvidar al mencionado Bowie. Frugales referencias a estándares del cancionero ayudaron a que el aroma final de cada tema mantuviera las raíces sanas y salvas.

Brillante colofón con la Nova Jazz Cava llena hasta la bandera de un público bastante heterogéneo, incluyendo a los más pequeños de la casa, por el horario de domingo tarde.
Publica un comentari a l'entrada