dilluns, 28 de març de 2011

TOM HARRELL QUINTET (Nova Jazz Cava, Terrassa, 17-3-2011)


Tom Harrell (Nova Jazz Cava, Terrassa, 17/3/2011)
 
 
 
 
 Wayne Escoffery (Nova Jazz Cava, Terrassa, 17/3/2011)
Tom Harrell, trompeta y flugel
Wayne Escoffery, saxo tenor
Danny Grisset, piano
Ugonna Okegwo, contrabajo
Johnathan Blake, batería

Arranque fulgurante y noche de estreno en la Jazz Cava. Nos esperaba el primero de los conciertos que sostienen el cartel de este 30º Festival de Jazz de Terrassa. De acierto con mayúsculas se puede considerar la actuación del quinteto de Tom Harrell, trompetista y compositor que actuaba en Terrassa por quinta vez en su ya larga carrera. Acierto por el aire ‘postbop’ que tanto gusta siempre aquí (y en muchos otros lugares), por el lleno absoluto registrado, y por una actuación sorprendente por su energía desde el primer minuto. Juntos desde hace 5 años, Tom Harrell ha sabido mantener los integrantes de su grupo y eso es algo que no pasa desapercibido. Se nota en cada ataque, en los finales fríamente calculados, en el timing de los solistas, impregnados todos de una absoluta naturalidad.

Los que recordamos la última actuación de este grupo en el Festival de Jazz de Barcelona, hace dos años, hemos podido apreciar un crecimiento notable en esta banda. La sección rítmica es una auténtica locomotora en manos de Johnathan Blake, quien cuenta con las milimétricas intervenciones de Danny Grisset y el fondo incansable de Ugonna Okegwo, el más antiguo de los colaboradores de Harrell. Crecimiento que se apoya también en la progresión de Wayne Escoffery, un saxofonista de fraseo vigoroso que en Terrassa arrancó los aplausos más ardientes junto con su compañero baterista, ambos con una capacidad técnica avasalladora. Ante tanta batalla por el sonido, Tom Harrell se mostró poco menos que apaciguador. Intervino con dulzura y condujo con rapidez cuando sus jóvenes partenaires pisaron el acelerador. Protagonizó pasajes emocionantes, sobre todo con el flugel y, en concreto en la balada que da nombre al disco que presentaban, “Roman Nights”, un dúo con piano, en el que Danny Grisset mostró su capacidad de adaptación a papeles donde la sensibilidad en el fraseo es lo que importa.

Éxito pues y nueva entrega discográfica de Tom Harrell que no cesa de recibir reconocimientos por su trabajo. No en vano, “Roman Nights” ha sido considerado por la crítica estadounidense como uno de los mejores álbumes de jazz en 2010.
Publica un comentari a l'entrada