dissabte, 5 de febrer de 2011

SANT ANDREU JAZZ BAND (Guardiola de Font-Rubí, 22/01/2011)

Alba Esteban, saxo soprano y alto; Joan Martí, saxo alto; Eduard Ferrer, saxo alto, tenor y barítono; Iscle Datzira, saxo tenor, soprano y clarinete; Eva Fernández, saxo soprano, alto, barítono, clarinete, trompeta y voz; Jaume Ferrer, saxo tenor y clarinete; Andrea Motis, trompeta, saxo alto y soprano, voz; Pablo Fernández, trompeta y saxo alto; Martí Ibáñez, trompeta; Alba Armengou, trompeta y voz; Gabriel Dani Téllez, trombón; Raül Castro, tuba y trombón; Paula Berzal, trombón; Max Vernet, trombón; Gabriel Lluís, trombón; Marc Martín, piano; Carla Motis, guitarra y banjo; Magali Datzira, contrabajo y voz; Jan Rodríguez, contrabajo y bajo eléctrico; Arnau Julià, batería

Dirección, Joan Chamorro
Ayudante de dirección, Montse Jorba


Escuela de talentos. No es algo habitual que una Escuela de Música genere la expectación que ha despertado este grupo de jóvenes en la escena catalana. Las Big Band de escuela suelen ser un grupo orientado a la formación y, en el mejor de los casos, al gozo de consumo interno. Pero ahí está Joan Chamorro, un maestro del saxo, poseedor del don de la comunicación, dejando prestadas sus dotes de líder y músico.











































Cuando el talento y la capacidad de lideraje se encuentran, nacen bellezas como la que pudimos escuchar una gélida noche en la pequeña localidad de Guardiola en tierra del Penedès. No es ya el concierto en sí, con piezas muy bien escogidas en donde fluyen sin agrietarse las melodías más conocidas del swing, sino el desparpajo y solidez de la mayoría de solistas, algunos de ellos pendientes de cumplir los 10 años.


No me interpreten mal, no soy padre de ninguno de esos músicos, tampoco soy vecino ni amigo de ninguno de ellos. Sin embargo no creo que deba pasar por alto un grupo tan ordenado y tan digno musicalmente hablando. Llegar a tener el punto de equilibrio perfecto entre formación, educación musical, talento y brillantez no debe ser tan fácil.

Para ser justos, hay que fijarse en algunos de los componentes que, aparte del director, ayudan a la excelencia de este grupo: la trompetista, saxofonista (alto y soprano) y cantante Andrea Motis, que con 15 años acaba de editar disco junto a Chamorro, o la también saxofonista y cantante Eva Fernández, por no hablar de las dotes de Alba Armengou, tanto a la trompeta como en la voz. Impresionante su “When You’re Smiling”. La noche tuvo diversos momentos encantadores como el dúo de sopranos en “Pétite Fleur”, interpretado a lo “Sidney Bechet” por Motis y Fernández, y la balada “Smile” de Charlie Chaplin, sin duda buenísima con las mismas protagonistas, esta vez a la trompeta y la voz respectivamente. 
De lo visto y oído simplemente desear que tan especial cantera de talentos tenga la suerte y el apoyo para llegar, y que en pocos años sus componentes puedan figurar entre los nuevos artistas de Jazz del País.

Fotografías: Imma Casanellas
Publica un comentari a l'entrada